Este 10 de julio celebramos el día mundial de la Piña Colada, un delicioso y famoso coctel a base
de ron, crema de coco y jugo de piña. Su sabor dulce y refrescante transporta, a quien lo prueba, a
las maravillosas playas del Caribe.

La Piña Colada tiene su origen en Puerto Rico. Algunos historiadores se lo atribuyen al pirata
puertorriqueño, Roberto Cofresí. Según la leyenda, en el siglo XIX, este marinero le daba a su
tripulación un cóctel que contenía coco, piña y ron blanco, para aumentarles la moral y el ánimo
durante las travesías.

Por su parte, el barman, Ramón “Monchito” Marrero, asegura haber creado la Piña Colada en la
década de los 50, cuando trabajaba en el Caribe Hilton. Marrero, quien consideraba que este trago
capturaba la verdadera naturaleza y esencia de Puerto Rico, sirvió Piña Colada durante 35 años.

Sin embargo, hay quienes afirman que la invención de este cóctel fue del español Ricardo Gracia,
un hotelero que también trabajó como barman en el Caribe Hilton y solía preparar el trago “Coco
loco”. No obstante, un día se quedó sin conchas de coco y sirvió el trago en una piña, lo que
revolucionó el sabor y dio origen al coctel favorito de muchos: La piña colada. Lo cierto es que, en
1978, Puerto Rico proclamó oficialmente este trago como bebida nacional.

Para que celebres este día por todo lo alto, te recomendamos preparar la Piña Colada al mejor estilo Celiveca:

-75 ml de Ron Premiun Barrica 40
-90 ml de zumo de piña
-30 ml de crema de coco
-Cubitos de hielo, a discreción

Servir en una copa Huracán, de preferencia… Y ¡Salud!

Por Elvianys Diaz