¡Uisge beatha! Como se diría en céltico, o como los primeros en degustar este preciado néctar le llamaría “Agua de vida”…

Hoy, 19 de mayo se celebra el Día Internacional del Whisky, por ello en Celiveca queremos hablarte de esta bebida alcohólica de altísima demanda a nivel mundial, una bebida que puede ser encontrada en todos los bares, restaurantes y cantinas del globo terráqueo y que -según fuentes confiables- factura en promedio unas 35 botellas por minuto.

Sin importar como lo disfrutes, el whisky está actualmente entre las bebidas de mayor demanda a nivel mundial, detrás de la cerveza y el agua.

Algunos manuscritos antiguos nos hacen suponer que históricamente el whisky fue inventado en China en el siglo XIII, con la esperanza de que este pudiese ser el líquido que curase la peste bubónica. Sin embargo, no es hasta aproximadamente 1494 que se encuentra el primer escrito confiable que describía cómo debía ser el correcto proceso de destilado de este preciado elixir, y claro ¿Saben de dónde provenía este escrito? ¡De Escocia!

El whisky se obtiene bajo un riguroso proceso de destilación, el cual consiste en mezclar agua, con malta de cebada y dejarlo fermetar y añejar por lo menos un lapso de tres años.

En Celiveca contamos con nuestro preciado whisky Old 63, el cual es elaborado con la más selecta malta de cebada nacional y la mejor selección de granos de maíz venezolanos. Nuestro whisky pasa por un proceso de añejamiento de aproximadamente 63 meses (5 años) en barricas de roble, lo cual nos permite obtener un producto de la más alta calidad y encantador para los más selectos paladares.

A nivel mundial, podemos encontrar diferentes tipos de whisky, entre ellos están: el Whisky de Malta, el Whisky de Grano y los Blends o Whiskys mezclados. Pero, sin duda alguna, el whisky de mayor demanda a nivel mundial es el whisky escocés.

Para finalizar, ¿Sabías que existen 5 formas tradicionales de servir el whisky? Estas son:

  1. Puro: sin hielo y directo al vaso.
  2. En las rocas: con hielo.
  3. Mezclado: con un poco de agua o soda, servido al vaso.
  4. Acompañado: con una botella de agua o soda, para que el comensal pueda agregarla a su gusto.
  5. En cócteles: como los clásicos “old fashiones” o “whisky sour”.

Cuéntanos ¿Tu cómo disfrutas el whisky? ¡Salud!