Alquimia destilada y dorada que acaricia el paladar de quien brinda con ella. No en vano su nombre, en gaélico, significa agua de vida. Esta exquisita bebida, elaborada a base de  cebada, levadura y agua, se empezó a producir en Escocia hacia el año 1500  y, como las grandes obras de arte, ha sabido prevalecer en el tiempo. De hecho, este destilado, a quien el cantante Frank Sinatra llamó “la bebida de los caballeros”, alcanza ventas anuales superiores a los 17 mil 500 millones de dólares. Sí, en definitiva, estamos hablando del whisky.

Según los historiadores, los escoceses comenzaron a destilar whisky en el siglo IV, para aprovechar la cebada que se mojaba con la lluvia en esa época. En la actualidad, más de 125 destilerías forman parte del paisaje de ese país, y elaboran el codiciado licor.

¿Sabías que al tomar whisky se ponen a prueba todos los sentidos? ¿Sabes catar este licor? Hoy, en Celiveca, te daremos algunos tips para que disfrutes mejor de tu escoses.

Luego de servirlo, debes observarlo bien. Su color te indicará si fue añejado en barricas de madera de jerez o en barricas de roble americano. De hecho, según los expertos, al menos dos tercios del sabor del whisky provienen de la barrica. El color también develará la edad, si es ámbar oscuro, es un whisky con un añejamiento de 18 años o más.

El segundo sentido es el olfato. Cierra los ojos, y olfatea el trago. De este modo sentirás cómo llegan hasta tu nariz distintas intensidades de alcohol. Como dato de interés, debes saber que mientras más añejo es un whisky, más suave es su aroma. El perfume del whisky te contará de su historia y de cómo fue destilado.

Con el primer sorbo de whisky pondrás a prueba el paladar. Te sugerimos mantenerlo un minuto en la boca y saborearlo bien, para que puedas sentir qué tan picante o suave es su sabor, porque entre más añejo es más denso y viscoso.

Por último, como recomendación final, te sugerimos  agregarle dos goticas de agua a tu vaso de whisky y agitarlo bien. Esto se hace con el objetivo de que el grado de alcohol baje y los aromas de la madera se liberen.

¿Te provocó un trago? Te invitamos a probar tus nuevas destrezas de catador con un vaso de nuestro Xir Special. Un whisky elaborado en Venezuela a base de la mezcla de las más finas maltas y los mejores granos, que junto a su prolongada maduración en barriles de roble, dan origen a una bebida de carácter equilibrado, con notas dulces, frutos secos y un ligero toque cítrico.

Por Elvianys Díaz