Este 24 de julio se celebra el día de una de las bebidas más famosas del mundo: el tequila. Este licor, elaborado a partir de la fermentación y destilado del agave azul, es originario del municipio de Tequila en el estado de Jalisco, en México.

El tequila encuentra su nacimiento en una leyenda mexicana. Siglos atrás, un grupo de indígenas de lo que hoy se conoce como Jalisco, se refugiaban de una fuerte tormenta eléctrica, cuando un rayo cayó sobre un sembradío de agaves y se originó un incendio. Posteriormente, los vapores calentaron las bolas de agave, ocasionando que de ellas emergiera una miel de sabor dulce y aroma agradable que llamó la atención de los nativos. Uno de ellos probó el líquido dulce que brotaba del agave y comenzó a sentirse eufórico. Entonces pensaron que aquel licor era un regalo de Mayáhuel, la diosa de la embriaguez.

Lo cierto es que en la época precolombina, los españoles, trajeron consigo la destilación que, al ser combinada con el aguamiel que producían las tribus mexicanas, dio como resultado el vino de Mezcal, que mundialmente conocemos como tequila.

Existen diversas variedades de tequilas, entre ellas: el tequila blanco, el tequila joven, el tequila añejo y el tequila reposado. ¿Sabías que existen al menos 200 variedades de agaves con los que se puede preparar este licor y que en México se cultiva el 70% de estas plantas?

Además, como dato interesante, debes saber que la palabra tequila viene del náhuatl: téquitl, que significa  trabajo y tlan, que significa lugar.

Desde 2006, cada 24 de julio se celebra el Día Mundial del Tequila, porque en esa fecha la UNESCO declaro al agave y antiguas instalaciones industriales de Tequila como Patrimonio de la Humanidad. Así que para que lo celebres por todo lo alto, en Celiveca te recomendamos prepararte un rico trago con nuestro tequila Tequilazo.

Ingredientes:

-Un shot de tequila Tequilazo

-Sal

-Limón

Por  Elvianys Díaz